domingo, 1 de junio de 2014

SILVIA SCHUJER

  
Nació en Olivos, provincia de Buenos Aires. Cursó el Profesorado de Literatura, Latín y Castellano y asistió a numerosos cursos de perfeccionamiento en el área de las Letras. Fue directora del suplemento infantil del diario La Voz y realizó colaboraciones en distintos medios gráficos. Ha desarrollado una importante labor orientada a los niños en la Secretaría de Derechos Humanos del gremio de prensa y ha sido coordinadora general del Departamento de Promoción y Difusión de Libros para Chicos y Jóvenes de Editorial Sudamericana.
En reconocimiento a su labor literaria ha recibido numerosos premios y distinciones. Entre otros, el Premio Casa de las Américas 1986 por su obra "Cuentos y chinventos" y el Tercer Premio Nacional de Literatura por Las visitas, otorgado por la Secretaría de Cultura de la Nación, Buenos Aires, 1995. Las visitas, además, integró la lista de honor IBBY en 1994.
Muchas de sus obras fueron traducidas a otros idiomas.


Las palabras pueden ser rompecabezas.
Pueden esconderse o decirnos "piedra libre". Pueden alargarse y acortarse como el elástico que se usa en los recreos para saltar.
Las palabras son nuestras: las que nos hacen reír, las que nos hacen pensar, las que nos abren la puerta para ir a jugar.
 Palabras para jugar
Se llama Lucas y aquí esta otra vez. Con la cabeza llena de rulos, como en un cuento anterior. Pero con un hermano: Simón. Simón acaba de nacer y la vida de Lucas no para de cambiar. Primero porque ya no es el único chico de la casa. Segundo porque se ha convertido en el mayor (que no es lo mismo que ser un mayor). Y tercero, porque le dan mas seguido que nunca unos terribles ataques en los que todo se le pierde, hasta las letras de su nombre.
Una historia para conversar acerca de los cambios que ocurren con la llegada de un hermano.
 A Lucas se le perdió la A
 Dulce de abeja
¿Se puede combatir la pereza pensando? ¿Y qué se hace si a uno le regalan un huevo de preciosaurio? ¿Tan mal se llevan Caperucita y Cenicienta? Otra serie de cuentos y chinventos, una renovada invitación a jugar con las palabras, y mucha imaginación y humor.
 Cuentos cortos, medianos y flacos
Cuentos breves donde la palabra es protagonista, como el de la letra durmiente, el insólito locóptero o el puchero que se rebela contra la cocinera, y "chinventos" llenos de música como el de la ballena llena, el de la palabruja, el de Anacleta Mofleta y otros.
 Cuentos y chinventos
 La abuela electrónica
 La canoa de cuero
 El esqueleto en la biblioteca
¿Imaginan a un avestruz tratando de volar o a una jirafa haciendo pompas de jabón? Según estos cuentos, la experiencia es encantadora.
 El vuelo del avestruz
Incluye: Brujas Mellizas - Silvia Schujer
             Canción de amor - Gustavo Roldán
             Acnécodita - Luis María Pescetti
             Palomitas de Cartulina - Iris Rivera
             No es fácil encontrar una piedra - María Teresa Andruetto
             Para adoptar un hada - Cecilia Pisos
 Abuelas y abuelos leecuentos
Oliverio coleccionaba preguntas como quien junta figuritas.
Pero con tres diferencias: 1. que no podía comprarlas en los quioscos; 2. que nadie se las cambiaba; y 3. que el álbum no se llenaba jamás. Sabía que no podía comprarlas en los quioscos porque cada vez que lo intentaba, la quiosquera lo miraba con cara rara, le regalaba un caramelo y le decía "Vaya, m'hijito, nomás". Había comprobado que nadie se las cambiaría porque cada vez que mostraba una pregunta, le devolvían una respuesta. Y el álbum no se llenaba jamás porque el lugar donde escribía las preguntas no era un álbum sino un cuaderno de tapas duras.
Pero volvamos al principio. 
Oliverio coleccionaba preguntas como quien junta figuritas.
Resultado de imagen para OLIVERIO JUNTA PREGUNTAS
Clara es una chica de clase alta y Chicombú, el hijo de un pintor y ex-esclavo que está preso por dibujar caricaturas del virrey y sus secuaces. Chicombú, que aprendió el oficio de su padre, es contratado por la familia de Clara para pintar un retrato de la niña. Este hecho propiciará el acercamiento de ambos jóvenes. En una época signada por los albores de la Revolución de Mayo, se desarrolla esta historia de amor que interpela ciertas restricciones sociales.
 un cuento de amor en mayo
 marilin