domingo, 23 de abril de 2017

25 de Mayo: FUENTES PRIMARIAS

La revolución de Mayo: FUENTES PRIMARIAS para trabajar la efeméride

En la proclama de Cisneros, aparecida el 18 de mayo de 1810, se da una versión "arreglada" de los últimos sucesos de España, intentando mantener la tranquilidad en el Río de la Plata, comunicando a sus habitantes que las autoridades no tomarán determinación alguna sin previa consulta a todo el Virreynato y aun a los demás Virreynatos de América española.
Fuente: Pueyrredon, Carlos A., 1810. La Revolución de Mayo según amplia documentación de la época, Buenos Aires, Peuser, 1953, pág. 242.

Fuente: Saguí, Francisco, Los útlimos cuatro años de la dominación española en el antiguo Virreynato del Río de la Plata, desde 26 de junio de 1806 hasta 25 de mayo de 1810. Memoria histórica familiar, Buenos Aires, Imprenta Americana, 1874 Senado de la Nación, Biblioteca de Mayo, Buenos Aires, 1960, págs. 35 y 176.

Don José Manuel Silva era uno de los comerciantes más acaudalados en Tucumán del siglo XIX, y sería gobernador de la provincia en 1828. La revolución de Mayo lo encontró en Buenos Aires, y desde allí escribió esta carta a Tucumán, a su amigo José Gregorio Aráoz. Ilustra ella sobre la imagen que el movimiento tenía en un buen vecino de San Miguel, que poco y nada entendía de política.
Fuente: Carta de José Silva, tucumano de paso en Buenos Aires, a José Gregorio Aráoz, de Tucumán. Archivo histórico de Tucumán. Documentación Dr. Ernesto E. Padilla, carpeta 28.

4. Impugnación de Mariano Moreno contra la tesis que aparece en la proclama de Cisneros del 18 de mayo de 1810
Contra la tesis que aparece en la proclama de Cisneros del 18 de mayo de 1810 y el bando del virrey del Perú don José de Abascal, sosteniendo que aun desaparecido todo gobierno en España los pueblos de América deben seguir sometidos a sus autoridades españolas, Mariano Moreno publicó en La Gazeta de Buenos Aires, de 22 de setiembre de 1810, cuatro meses después de la Revolución, una magnífica impugnación. 
Fuente: Mariano Moreno, El pensamiento vivo de pág.84 presentado por Ricardo Levene, Buenos Aires, Losada, 1942.

5. Saavedra y las noticias de España
Memoria autógrafa.
Fuente: Recalde, Héctor. Eggers - Brass, Teresa.  Historia II, Europa y América en la Época de las Revoluciones (1750-1830).página 183 Editora Mapu.
Carta de un vecino, José María Zalazar, del 22 de junio de 1810
Fuente: Recalde, Héctor. Eggers - Brass, Teresa. Historia II, Europa Y América en la Época de las Revoluciones (1750-1830), página 201. Editora Mapo.

Memorias del general Tomás de Iriarte 
Fuente: Recalde, Héctor. Eggers - Brass, Teresa . Historia II, Europa Y América en la Época de las Revoluciones (1750-1830).página 265 Editora Maipú Pueyrredón, Carlos A., 1810.
La de Samuel Haig es una de las más simpáticas notas de viaje relativas a Mendoza. Pone el acento en los hábitos de sociabilidad y la vida íntima. Otro dato de interés es que el activo comercio instaurado entre Buenos Aires y Mendoza comienza a verse amenazado por las guerras civiles.
Fuente: HAIG, Samuel Bosquejos de Buenos Aires, Chile y Perú.  La Cultura Argentina, Buenos Aires, 1920. Páginas 50 a 53.  Traducción y Prólogo de Carlos A. Aldao
Fuente: SANCHEZ, Mariquita; Recuerdos de Buenos Aires Virreynal - Historia Social.  Textos para la Enseñanza de la Historia 78 Universidad de Buenos Aires.  FACULTAD DE FILOSOFÍA Y LETRAS 1968

10. Gervasio Antonio Posadas relata los sucesos de Mayo
Por sus propias manifestaciones nos enteramos cómo Posadas percibe, o tal vez sería más justo decir cómo no se apercibe, de que se está produciendo ante sus ojos la revolución por la independencia.
Fuente: Posadas, Autobiografía en: Biblioteca de Mayo, T.2, pág. 1410


11. Opinión de un español sobre los sucesos de la Semana de Mayo
Fuente: Corbellini, Enrique, La Revolución de Mayo y sus  antecedentes desde las invasiones  inglesas,  Buenos Aires, Lajoaune, 1950, 2 tomos. pág. 108.

(...) la Junta queda provisoriamente encargada de la autoridad superior de todo el Virreinato; (...) se ordena que ahora mismo vengan los nombrados a prestar juramento de conservar la integridad de estos dominios a nuestro amado soberano el señor don Fernando VII. A muchos nos ha chocado esta última cláusula por qué es una reverenda mentira; pero dicen que por ahora conviene hasta que tengamos bien firme el terreno; y la cosa ha pasado riéndose los unos y rabiando mucho los otros.
Fuente: López, Vicente Fidel La Gran Semana de 1810. Crónica de la Revolución de Mayo. Recompuesta y arreglada por cartas según la posición y las opiniones de los Promotores, 
Buenos Aires, 22 de junio de 1810 Señor. V:M, sabe el peligroso estado en que hallé a Buenos Aires y a todo este Virreinato cuando tomé las riendas del mismo (...) (el 20 de mayo) llamé sin demorar a todos los comandantes y mayores de los cuerpos militares de esta guarnición. Congregados que fueron, les hice presente el peligroso estado del pueblo y el desarreglo de sus intempestivas pretensiones: les recordé las reiteradas protestas y juramentos con que me habían ofrecido defender la autoridad y sostener el orden público; y los exhorté a poner en ejercicio su fidelidad en servicio de V. Majestad y de la patria.
Fuente: Pueyrredón, Carlos A., 1810. La Revolución de Mayo según amplia  documentación de la época, Buenos Aires, Peuser, 1953, pág.583.

(...) Como los hombres de la vehemencia de sus pasiones rara vez disimulan sus ideas y deseos; puesta al Junta en ejercicio del mando tardó muy pocos días en abrogarse facultades de un poder soberano y en inspirar fundados recelos de las miras de independencia que dirigen sus operaciones y que desean radicar en las demás provincias.
Fuente: Informe de los oidores de Buenos Aires en: Pueyrredón, Carlos A., 1810.  La Revolución de Mayo según amplia documentación de la época,  Buenos Aires, Peuser, 1953, pág.605.

Es un alegato escrito en 1799, por un jesuita expulso, denunciando los vicios del gobierno español, e incitando a la independencia. Fue editada en Londres en 1801.
Fuente: Batllori, Miguel,  El abate Viscardo Caracas, 1953.

Cornelio Saavedra relata la toma de Buenos Aires por los ingleses en 1806, la organización de las milicias y la reconquista de la ciudad.
Fuente: Saavedra, Cornelio,  Memoria autógrafa, Buenos Aires,Emecé, 1944 pág 11.

Hilarión de la Quintana, da una interesante versión sobre las invasiones, particularmente sobre la rendición de Beresford y la importancia de la acción de los habitantes de Buenos Aires, durante la segunda invasión.
Fuente: de la Quintana, Hilarión, "Relación de sus campañas y funciones de guerra", en Biblioteca de Mayo, tomo II, Autobiografías, Buenos Aires, 1960.

En un oficio al príncipe de La Paz desde Montevideo, el 30 de diciembre de 1806. Sobremonte comunica que constantemente recibía anónimos y pasquines.
Fuente: Corbellini, Enrique, La Revolución de Mayo y sus antecedentes desde las invasiones inglesas, Buenos Aires, Lajouaune, 1950, 2 tomos. pag. 175.

Conociéndose la llegada de Cisneros al Río de la Plata, algunos opinan que es necesario resistir su autoridad -entre ellos, Manuel Belgrano- mientras muchos otros no se deciden a actuar.
Fuente: Belgrano, Autobiografía, en: Corbellini, Enrique,  La Revolución de Mayo y sus antecedentes desde las invasiones inglesas,  Buenos Aires, Lajjoaune, 1950, 2 tomos, pág. 335

El capitán Joseph Andrews, que vino del norte del país en 1825 para gestionar una concesión minera, aportó un clásico testimonio sobre Tucumán, en el libro que editara en Londres en 1827. Los párrafos que siguen se refieren a un debate en la Sala de Representantes, varios de cuyos  protagonistas le produjeron imborrable impresión.
Fuente: Capitán Andrews, Joseph,  Viaje de Buenos Aires a Potosí y Arica en los años 1825 y 1826. Con una introducción de Carlos A. Aldao, (traductor), Bs.As., 1920, pág. 91 y 92

Además de su obvio interés local, la declaración de la autonomía santiagueña del 27 de abril es una categórica exposición de los sentimientos federalistas. La ciudad recupera su jurisdicción, política perdida en 1700, y Juan F. Ibarra inicia un largo gobierno.
Fuente: La revista de Buenos Aires,  Tomo 19, año 1869.

Ya entrado el período de vida independiente, este apunte de viaje del capitán Andrews señala la perduración del intenso tráfico del Río de la Plata al Perú, del que se obtiene buena parte de los recursos.
Fuente: Capitán Andrews, Joseph, Viaje de Buenos Aires a Potosí y Arica en los años 1825 y 1826. Con una introducción de Carlos A. Aldao, (traductor), La Revolución de Mayo según amplia documentación de la época,  Bs.As., 1920, pág. 80-84

El representante del Real Consulado de Cádiz, Miguel Fernández de Agüero, refutó las argumentaciones favorables del Consulado y el Cabildo, destacando los serios perjuicios que traería a la vida económica de la región la liberación de su comercio.
Fuente: Molinari , Diego L.,  La Representación de los Hacendados de Mariano Moreno. Su ninguna influencia en la vida económica del país y en los sucesos de mayo de 1810,  Buenos Aires, talleres gráficos de Baiocco, 1939.

Con el fin de echar por tierra los argumentos contrarios a la liberalización comercial, y para plantear las necesidades y exigencias de los hacendados y agricultores rioplatenses, Mariano Moreno se dirigió al virrey Cisneros como representante de dicho grupo.
Fuente: Moreno, Mariano,  Representación que el apoderado de los hacendados del Río de la Plata dirigió al Excmo. Sr. Virrey Don Baltazar H. de Cisneros en el experimento promovido sobre proporcionar ingresos al Erario por medio de un franco comercio con la nación inglesa Buenos Aires, Real Imprenta de Niños Expósitos, 1810.


Fuente: Clarín Digital - Material compilado para el Certamen "Revolución de Mayo de 1810: Tiempos de cambio" que se llevó a cabo durante 1999