lunes, 27 de junio de 2016

Carina KAPLAN: sobre etiquetas, inclusión, exclusión y fracaso escolar.

Para el caso de los fracasos educativos las desigualdades en las condiciones sociales para aprender -que algunos denominan como "condiciones de la educabilidad"- se transforman, por una suerte de alquimia social, en déficits de aptitud individual o carencia familiar.
Este tipo de discursos individualizantes ayudan a configurar en los sujetos una conciencia acerca de los límites que adquiere una suerte de efecto de destino que se sintetizaría en la frase: "¿quién puede luchar en contra de su destino'?". El peligro y el alerta quizás residan en tensar la cuerda para que la ficción de Demian no se concrete en aquel Demian que transita por la escuela.

  ALUMNOS POBRES O POBRES ALUMNOS
Cuando etiquetamos y decimos que Horacio es “disciplinado”, José es “inteligente”, Juanita es “desordenada”, no solo describimos o nombramos objetivamente ciertas características reales de los niños. Al nombrar y etiquetar, realizamos un acto productivo. En parte contribuimos a construir aquello que nombramos. El libro reconstruye la lógica de estos actos de tipificación y, al mismo tiempo, la estructura de las categorías mentales más frecuentes utilizadas por los docentes para clasificar a sus alumnos.
Prólogo 
Presentación
1: Acerca de los éxitos y los fracasos escolares
1.1.  Las revisiones de la práctica escolar: hacia una "crítica constructiva"
1.2.  La vida en las aulas
1.2.1. La evaluación: mecanismo escolar por excelencia
1.2.2. El "poder escolar": la asimetría de la relación pedagógica "sin culpas" 
2: Las clasificaciones del maestro y sus expectativas
2.1. El "mal alumno": ¿Una denominación-sanción del maestro? La concientización como facilitadora de altos rendimientos escolares
2.2. Etiquetas del maestro: la influencia de las categorías del maestro sobre el comportamiento y rendimiento escolar de los alumnos 
2.3. Aportes de una investigación en el contexto nacional: La estructura perceptiva del maestro en relación con sus alumnos, en educación básica
2.4. Elementos sobre la historia del estudio del problema de la desigualdad escolar en otras partes del mundo 
3: La interacción maestro-alumno en la cotidianidad del aula.
3.1. La práctica escolar: un objeto complejo de comprender
3.2. Algunas situaciones cotidianas a la luz de las expectativas de los maestros
4: Ni el mesianismo de los maestros ni la fatalidad de los aparatos escolares.
4.1. Hacia una concepción integral de transformación de la práctica escolar.
4.2. Pensando una sociedad menos discriminatoria con una escuela cada vez más democrática
Bibliografía
 BUENOS Y MALOS ALUMNOS
La primera inquietud que surge al empezar a pensar en la escuela inclusiva, es acerca de “cómo se mira” hoy a la pobreza y a la violencia estructural que condiciona fuertemente a los niños y adolescentes que habitan las escuelas o bien a aquellos que están en sus márgenes. ¿Es la escuela un espacio de resistencia o funcionan en su interior los mecanismos de la relegación de los estudiantes atravesados por la exclusión?
A su vez, desde la sociedad, ¿es la escuela mirada como un lugar posible de mayor justicia para estos niños y adolescentes o es una institución que perdió eficacia simbólica en los procesos de socialización y biografización?
 KAPLAN INCLUSION